Toda la fuerza y felicidades en estas fechas, viejo Anderson

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Andeson Murillo atraviesa el desierto de los quebranto de salud y se haya en " Puerta de Hierro" un centro hospitalario de Madrid . Esperamos que vea el sol muy pronto para seguir contando con su bonhomia , su gracejo, su conocimiento taurino y sus anécdotas de tantos años en la profesión.

En estas fechas este portal quiere enviarle al destacado picador su cariño, su afecto, su admiración. El sabe cuanto le queremos..

Ha sido picador de grandes toreros incluido el maestro César Rincón que lo tuvo en su cuadrilla. En el 2001 dio l a vuelta al ruedo en Las Ventas acomapañando a " su " matador Luis Francisco Esplá tras la lidia de un Victorino donde la actuación del piquero Cordobés ( Córdoba, Colombia ) fue justipreciada por el público :

Los toros de Victorino Martín, y con ellos Luis Francisco Esplá, a la sazón director de lidia, revivieron estampas de la añeja tauromaquia y protagonizaron los instantes de mayor emotividad y belleza de la feria. La feria se redimía en su última representación, capítulo 31º -se dice pronto- tras cerca de un mes de vulgaridades y de aburrimientos mortales.

El toro de casta y el torero cabal: eso es lo que convirtió en memorable la última corrida de feria.

Colaboró el picador Ánderson Murillo, que le hizo bien la suerte al cuarto toro.

Dijo entonces Joaquin Vidal : Ánderson Murillo, que vino a España con César Rincón, es colombiano. Y Efrén Acosta, que trajo Zotoluco y puso en la la cumbre el arte de picar la pasada Feria de Otoño, mexicano... Los picadores españoles tienen aquí tema para el estudio, la meditación y el examen de conciencia.

La recreación de las estampas de la tauromaquia clásica se produjo nada más comparecer el primer toro, un cárdeno terciado de irreprochable trapío que el público saludó con una ovación, y Luis Francisco Esplá dio la réplica trazando una media verónica ante el rebrincado arreón de la res, y esa bizarra suerte reproducía las que ilustraban los sugestivos carteles de toros de principios de siglo.

Categoria: