Se despidiò de Sevilla El Cid. Un toro, el segundo y oreja a Perera. Susto de Ureña

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

( ( Foto de la empresa Pagès de un formidable trincherazo de El Cid que dijo adiòs a Sevilla )

Debutò en SLa Maestranza la ganaderìa de Santiago Domecq y se despidiò de esa " su " plaza el torero de Salteras, Manuel Jesus El Cid que no pudo saborear como tantas tardes el triunfo. Todo fue un poco a medias pues la gran faena del primero no la colofonò con la espada .Faena de mando y gusto por ambas manos con la banda del maestro Tejera tocándole " Churumbelerias "...Pero, !!ayy! la espada....Previamente, al romperse el paseillo, obligaron los espectadores a saludar desde el tercio a Manuel.

El segundo pegaba " hachazos " ( o si ustedes lo prefieren " tornillazos " ). Lo toreò por abajo pero tampoco terminò la faena de tocar el corazòn de los sevillanos.Se va de La Maestranza un gran torero. Ya le veremos en otras plazas de Europa y Amèrica pues pone fin a su brillante carrera.

PERERA
Se llevò una oreja de su primero.Gran toro y faena con,tundente epecialmente porque en le primer lance el toro enterrò un pitòn en la arena y debiò cuidarse de que no se le cayera. Noble y obedeciendo mucho los toques y esa hondura del torero extremeño.

Dijo al micròfono de David Casas : Perera: 'Ha sido el toro que más he disfrutado de toda mi carrera en Sevilla'

Al segundo, que desarrollò genio y peligro lo trasteò bien pero la faena no tuvo eco pues hubo enganchones, un desarme y un intento de Perera por resolver las cambiantes embestidas, frenado y violento tampoco surtiò efecto.. Silencio.

UREÑA

Decir que hemos pasado un gran susto pues vimos por el are al lorquino y temimos lo peor. Se salvò y punto. Pierde pasos para " desahogar " al toro y darle su sitio.

Entrega toda en este toro pero sin opciones pues el toro nunca terminò de romper y cuando esto ocurre allì en Sevilla o en cualquier plaza lo que haga el torero, lamentablemente, no es tomado en cuenta. Estocada de feria la de Ureña.

El sexto lo brinda Ureña a El Cid. Comienza por estatuarios y èl como una vela. Al toro se falta esa pizca de alegrìa y le sobra a Ureña paciencia. El toro pasa sin mucha convicciòn. Le va bajando la mano y le da tres naturales tocando " las teclas " adecuadas y con fundamento en su toreo.Tanda corta a un toro que adolece de ritmo pero al someterlo logra construir " un mundo", la faena, en definitiva pues encontrò que por abajo podìa alcanzar un mìnimo de agradecimiento por como lo llevaban, del toro que cerrò la corrida. Toro con prontitud pero no terminò de romper, se metìa por dentro.

Solo una oreja, la de Perera......Y la corrida de mas a menos.

Tres cuartos de entrada.

Categoria: