Ponce fija su regreso a los ruedos

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Enrique Ponce ha seguido una lenta, fatigosa pero muy acertada recuperación tras la lesión sufrida en Valencia en Fallas en lo que llamó el Dr. Vallmor " la rodilla castarófica " y reaparecerá del viernes 9 al domingo 11 de agosto, a falta de fijar el cartel y la plaza. Se barajan El Puerto de Santa María, Dax o San Sebastián, que celebran sus respectivas ferias en esas fechas concretas. De esta manera, Ponce volvería a vestirse de luces dentro de los parámetros de cinco meses establecidos por los médicos.

Asi que se contará con el maestro ferias de tanto calado como Bilbao y Malaga.

"Todo ha salido muy bien" y el diestro, está "más tranquilo" después de la gran preocupación inicial debido al grave alcance de sus lesiones.", apuntó en su momento el médico.

En la foto se ve al valenciano toreando en el campo, signo de esa sensible mejoría.

COMO FUE EL PERCANCE

El percance surgió en el toro quinto cuando Ponce, otra vez herido en Fallas, intentaba ligar un molinete invertido con un pase de pecho. El toro le esperó y en cuanto vio el resquicio oportuno alargó la gaita y le prendió. Tremendamente certero, cuando lo lanzó a gran altura ya había hecho presa en el muslo. Una cornada con dos trayectorias que llegaba a atravesarle el glúteo. No fue al parecer lo más grave. Fue al estamparle contra la arena cuando los ligamentos de la rodilla no pudieron resistir el impacto y dijeron basta. Aún intentó el pupilo de Matilla prenderle de nuevo y hasta le lanzó poco menos que un 'crochet' a la cara que pudo tener fatales consecuencias. Fueron momentos dramáticos, volaban capotes y se cruzaban las voces hasta que un quite providencial, un capote amigo, le evitó otro derrote que llevaba las peores intenciones.

Categoria: