Manizales , una historia de amor por la tauromaquia

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Manizales abre sus fastos de la feria número 64 este domingo con un festejo singular pues habrá rejoneo, toreo a pie y recortadores en un espectáculo inédito en la plaza. Abre el rejoneador Andrés Rozo quien acaba de dar una vuelta al ruedo en uno de sus toros en La México en el marco de una campaña nutrido por ruedos de ese país y Colombia, el linarense Curro Diaz, un fijo torero que jamás se ha negado a lidiar un encaste propuesto por la empresa y Juan de Castilla de los nuevos valores de toreros que van emergiendo lentamente. La corrida de Achury Viejo, sello de identidad fundada por don Benjamin Rocha con un encaste origen de muchas ganaderías, Conde de la Corte.

Pero esta feria no es sino la prolongación de una historia que hay que datarla allá por el siglo XIX, El profesor Jorge Enrique Henao Vélez sostiene que Una primera etapa de la historia taurina de la capital de Caldas se extiende desde su fundación hasta 1897, en el que se genera el posible conocimiento de las corridas de toros por parte de los fundadores, y se presentan las primeras manifestaciones con toros que iban para el matadero, y fiestas taurinas organizadas por Marcelino Palacio en su hacienda Sebastopol.

El primer circo de toros que se ubicó en Manizales fue en 1897 y se llamó “El Guayabo”, ubicado en donde actualmente queda el templo de La Inmaculada, y fue inaugurado por el español Antonio Pineda, alias “Tornero”, con una cuadrilla compuesta por “Madrileño”; “La Vieja” y el colombiano José María López alias “Pastrana”.

La segunda etapa se reconoció como la de las plazas de toros temporales hasta 1951, con varios escenarios ubicados en distintos sitios de la ciudad.

“Improvisadas en patios de casas y edificios, como la casa de Tulio y Ernesto Vargas, en el patio del cuartel de la Policía y en el Colegio de Cristo. Entre las plazas importantes estuvieron Arenas de Triana, construida a finales de 1921 en el sector del Hotel Carretero; el Circo del Observatorio (1927), en el que se lidió el primer toro de casta de la Ganadería Mondoñedo y donde actuó Rafael Gómez “El Gallo”, figura del toreo”, afirmó Henao Vélez.

Otras plazas reconocidas se ubicaron en los barrios Campohermoso y Palogrande, pero debido a la inestabilidad de estas estructuras, que en varias ocasiones colapsaron, el Alcalde Guillermo Ocampo Avendaño prohibió las corridas a inicios de la década de 1940.

Evidentemente la Feria de Manizales se inició en Enero de 1955 y tuvo como uno de sus gestores, no el único, a Oscar Hoyos Botero quien observando la Feria de Sevilla (España) quiso realizar una festividad similar en la ciudad. Visitó el Real de la Feria y se dijo : Manizales puede hacerlo y mejor.

El 23 de enero de 1955 los toreros José María Martorell, César Girón, el rejoneador Ángel Peralta, y seis toros de Venecia, cartel de postín, inauguraron la feria.

De esta primera versión fue su dirigente el Arquitecto José Maria Gómez Mejía a quien acompañó en la preparación del certamen su señora esposa Mariela López de Gómez; siendo Alcalde de la Ciudad, el Doctor Mario Vélez Escobar.

La Feria de Manizales ha sido suspendida en dos ocasiones: en 1980 por los desastres causados por el terremoto del 29 de Noviembre de 1979 y en 1986 por la tragedia sucedida con la erupción del Volcán del Nevado del Ruiz, ocurrida el 13 de Noviembre 1.985.

La primera versión del Reinado Internacional del Café se realizó en el año 1.957, año en que fue coronada su primera soberana, la Panameña Analida Alfaro. La primera reina de la Feria fue la señorita Alicia Toro Vallejo.

Como parte integral de la Feria anual de Manizales, se programó desde su origen, en 1955, la Temporada Taurina. El primer consagrado en nuestra Monumental Plaza de Toros (inaugurada en 1951) fue el español Cesar Girón merecedor de la réplica de la Catedral de Manizales, establecida como trofeo en 1.957, .

El Instituto de Cultura y Turismo (anteriormente Fomento y Turismo) otorga desde 1.958, mediante jurado, el Cordón de la Feria “Mario Vélez Escobar”. Se hacen merecedores de esta honrosa condecoración personas naturales o entidades que buscan que la Feria de Manizales gane prestigio Nacional e Internacional y que la ciudad ocupe un sitio privilegiado en Colombia.

El pasodoble “Feria de Manizales”, con letra del poeta Ansermeño Guillermo González Ospina y música del Maestro español Juan Mari Asins, fue creado en 1.957. Por decreto desde el año 1.978 es el Himno de la Feria.

Categoria: