Los toreros dejan huella pictórica en La Santamaría

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Bajo un sol calcinante de estos alucinantes veranos de febrero, el pintor francés Loren Pallatier en el ruedo de La Santamaría dirigió uno de los más bellos , íntimos y emocionantes momentos al fusionar la pintura y la tauromaquia con 8 matadores de toros, dos novilleros , un hijo y un nieto de toreros, el hijo del empresario de la plaza bogotana que con una muleta empapada en los vuelos de pintura crearon sus particulares concepciones de sus tauromaquias sobre las tablas dispuestas en la arena.

"He querido venir a Bogotá para dejar la huella de los maestros colombianos para siempre y como no podía ser de otra manera, para el disfrute de la afición colombiana. Por eso la obra se queda aquí, no es mía, es de ustedes. Hubiera sido formidable haber podido hacer esto con Belmonte, Manolete, con Gaona, con Pepe Cáceres, con los Zuñiga.....pero todo es una ilusión pues ya no están", agregó el artista uno de los más reconocidos y mediáticos del panorama internacional. El francés tiene un curriculum impresionante desde hacer performances como “En busca del Minotauro“donde se encerró con un toro de Cebada Gago dentro de un chiquero durante 3 días y 3 noches para pintarlo en la plaza de Vic-Fezensac en la nochevieja del 1999 hasta hacer uno de los carteles de San Fermín. Sus principales aportaciones al arte taurino son pintar y salvar burladeros y tablas de las barreras de las plazas de toros en vez de solamente el albero del ruedo.

El señor Pallatier fue el primero en pasar a su improvisado " atelier" para " enseñar" en esta sofocante mañana bogotana mientras ese vientecillo que viene del sur mecía los árboles de los llamados " edificios Salmona " ( por el arquitecto que diseñó ese conjunto de multifamiliares )como se torea con la muleta para que la pintura florezca y dejó a cada uno que interpretara su arte como mejor le pareciera. Todo un gesto de libertad.

La tropilla de toreros encabezada por el maestro César Rincón fue situándose para dejar esa huella...Naturales, derechazos, ese acompañamiento del cuerpo de Rincón en el viaje del toro imaginario, ese llevarlo largo y traerlo para que en la tabla quedara impresa esa tauromaquia eterna de quien salió 6 veces por la puerta grande de Las Ventas. Esa pintura adosada a la muleta roja dejó unos arabescos abstractos que quedan para la imaginación del espectador. Los oles se cantaron fervorosamente cuando el maestro bogotano terminó " su faena".

Pasaron Gitanillo de América, Pepe Manrique, José Fernando Arango, Edwin Salazar, Alejandro Gaviria, Juan de Castilla, Ramses que torea el domingo en ese ruedo; y dejaron su impronta pictórica Johan Franco, Andrés Manrique, Sebastian Eslava, el hijo del maestro Pepe Cáceres, Camilo Zuñiga, nieto de Joselillo y Manolo, primo de Karen y el hijo del empresario bogotano Juan Bernardo Caicedo . Dejó una grata sensación el joven estudiante de derecho del Rosario pues ganadero sí es por los cuatro costados, inteligente y " sabedor" de lo que su padre ha criado a lo largo de un cuarto de siglo pero no presume de torero aunque viéndolo esta mañana me sugiere que torea en el campo pues " pintó" una faena muy bonita, con los hombros descolgados, la planta firme y llevando muy bien la " vaca imaginaria" tras lo cual la pintura quedó perfecta en la tabla dispuesta por el francés Pallatier.

Todos demostraron su saber estar , entusiasmo y conocimiento con gracia y salero

Unas damas entregaron cartelitos con la inscripción " Dibujando alegría ".

Recuerda este antiguo novillero galo que vive en Málaga la tierra que vio nacer a Picasso :“Mi abuelo era pintor orientalista porque estuvo gran parte de su vida viviendo en Marruecos siendo director del hospital de Casablanca. A los 3 o 4 años, de turista en Cataluña, vi mis primeras corridas de toros y eso me marco a fuego. Años mas tarde, decidí probar suerte en los ruedos.” Estuve un verano en la escuela taurina de Arles cuando tenia 14 años : “Aquel verano, toree por primera vez una vaca vieja y fue una toma de contacto transcendental.” Después de su bachillerato en Paris, decidió entrar en la escuela de tauromaquia de Madrid recién creada. “A los 18 años entre en la escuela de Madrid, en ella estaba “El Yiyo”, Joselito y Fundi muy niños asi como muchos maletillas acudiendo de toda España”. Esa experiencia le sirvió para torear sin picadores en algunos pueblos de las provincias de Toledo, Avila, Salamanca, Burgos, etc…. con los apodos de “El Rubio de Paris” y “Lorenzo del Yelmo”.

La obra que se acaba de realizar en La Santamaría permanecerá en Colombia como testimonio de estos maestros colombianos y es , además , el tributo del artista a un novillero bogotano Luis Cortés "Bombita " que fue acogido justamente en Málaga y quien murió a los 64 años, Sus restos descansan en Fuengirola.

Los toreros dejan huella pictórica en La Santamaría , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoria: