Inolvidable el 73 aniversario de La México

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

( Una noche fantástica del maestro Pablo que por fallos con los aceros no terminó en puerta grande....pero ahí queda eso, dicen los puristas )

Pablo Hermoso, el maestro Ponce, Flores y Luis David lo entregaron todo en la tarde-noche del 73 aniversario de la plaza México con faenas formidables, toreo de cante jondo que no se vio compensado con los trofeos obtenidos que en este caso como dijo el maestro Pablo " una oreja mas o una menos a estas alturas de mi carrera no cambian mi historia ni lo que hice en el ruedo",.

. 5 de febrero de 2.019

Plaza de Toros Monumental México en Ciudad de México.

ENTRADA: Tres cuartos.

RESEÑA: Pablo Hermoso de Mendoza (silencio y oreja); Enrique Ponce
(dos orejas y vuelta); Sergio Flores (oreja y oreja); Luís David Adame
(dos orejas y silencio).

GANADERIA: Toros de Los Encinos.

PABLO HERMOSO DE MENDOZA

Primer toro de la Ganadería de Los Encinos, número 39, 546 Kg, de
nombre Alberti: De salida MANIZALES (1 rejón de castigo); en
banderillas BERLIN (3 banderillas) y GALLO II (2 banderillas); y para
el último tercio ALBINO (tres cortas y un rejón de muerte y cinco
descabellos).

Segundo toro de la Ganadería de Los Encinos, número 41, 476 Kg, de
nombre Alameda: De salida JIBARO (1 rejón de castigo); en banderillas
BERLIN (2 banderillas) y DISPARATE (3 banderillas); y para el último
tercio NEVADO (dos cortas, un par a dos manos y un rejón de muerte).

OTROS CABALLOS DESPLAZADOS: JANUCA, DALI y ARABITO.

COMENTARIOS. Pablo Hermoso de Mendoza regresaba un 5 de febrero a la plaza México cinco años después de su última presentación en una fecha tan señalada con es la del Aniversario de la Plaza. Precisamente este día se cumplen diecinueve años de su primer 5 de febrero y aquella tarde en la que también compartió cartel con Enrique Ponce, el navarro pasaba a la historia de la plaza por ser el primer rejoneador en cortar un rabo en este coso tras una faena plenamente a caballo. Ese fue el primero de los cuatro que tiene en su haber y precisamente los dos últimos ante toros de Los Encinos.

Todas esas tardes anteriores el 5 de febrero era festivo y eso ayudaba a la entrada. En esta ocasión sin embargo, este martes era laborable en México y aún así se concentró la mejor entrada de este ciclo de Aniversario y se consiguió llenar el numerado, lo que en la México siempre se ha considerado ya como un lleno.

Con este ambiente y con una temperatura ambiental poco habitual por lo agradable en estas fechas, esperó Pablo al primer toro del maratoniano festejo, astado de nombre Alberti que desde que saltó al ruedo dejó ver su disposición a la pelea. No dudo en encelarse en la cola de MANIZALES en cuanto esta se le puso en frente y aquí comenzaron a girar, rebosándose por la cola en cada giro y permitiendo que Pablo luciera ya en los primeros compases de la lidia. Después de colocar un rejón de castigo, Pablo continuó templando con la bandera y aprovechándose del buen son del astado. Con esta premisa, el jinete desistió de colocar un segundo rejón y después del pertinente permiso, cambio el tercio y fue por BERLIN. Podemos catalogar de otra cumbre del caballo luso-alemán que consiguió reducir las distancias entre su grupa y los pitones a la mínima expresión. Toro y caballo eran uno, unidos por la cola del equino o por la pierna del jinete cuando lo llevaba en la barriga. Parecían sincronizados a la misma velocidad y BERLIN conseguía marcar el paso y el camino a llevar. Torerazo con el pecho cuando clavó una banderilla al sesgo y torerazo en los galopes de costado que remató hasta en tres veces por los adentros y en la última cambiando el galopar del toro hasta en dos ocasiones en apenas diez metros. Mencionar también los muletazos con la cola, a modo de hermosinas, con los que cambiaba la mano en el galope del toro. La plaza todavía estaba acomodándose, pero sí se sentía esa comunión de
respeto con lo que acontecía en la plaza. Cambió Pablo a BERLIN y dio entrada a un caballo más explosivo, mucho más eléctrico en sus movimientos como es GALLO II, con el que dejaría dos buenas banderillas, dejándose ver desde la distancia para reunir en el estribo. Dos banderillas en el mismo centro del ruedo, rematadas con piruetas a la salida de la suerte y también ajustando los terrenos al máximo. Cerró el tercio de banderillas con ALBINO colocando tres de las cortas en tres pasadas descolgándose sobre el testuz y dando paso a la suerte final, donde Pablo encontró un toro que cortaba mucho el
viaje y embestía al pecho, dificultando la suerte para la cual Pablo dejó un rejón de muerte caso entero, aunque algo contrario y que hizo que tuviera que descabellar en varias ocasiones hasta perder así cualquier posibilidad de trofeo.

El bonito quinto también fue un toro que se dejó torear y que ayudó al espectáculo aunque un tanto más agarrado al suelo que el anterior. El tercio de salida fue breve en los movimientos de JIBARO, y es que Pablo quería tener toro en banderillas. Necesitaba movimiento porque quería hacer su toreo, disfrutar y transmitir sensaciones, solo toreando. Apostó por la artillería pesada, por BERLIN y por DISPARATE y ambos caballos vistieron un tercio de torería plena, sin un solo alarde y sin ningún fuego de artificio. Los que asistan a ver a Pablo en su madurez que se olviden de toda esa parafernalia a la que por desgracia para los que nos gusta el buen toreo a caballo y que lo hemos vivido con Pablo, se está volviendo en los ruedos cada día más.

Esta tarde y en esta faena Pablo lo volvió a demostrar, toreando en largo con BERLIN a un toro apenas castigado de salida. Dando verdad a cada embroque con los caballos derechos hasta el mismo momento de clavar y rematando la suerte en la salida. Palabras que suenan fáciles, pero que se ven cada día menos. Una faena de silencios respetuosos por un público expectante y muy serio, pero muy entregado.

Un público al que Pablo brindó la faena como si fuera un agradecimiento previo por todo lo que le ha entregado en su carrera y por que hoy, casi veinte años después de su debut en la Plaza México, le sigue considerando como su mayor consentido. Si decíamos que BERLIN toreó en largo, a DISPARATE le tocó el toreo más corto, el circular, el de cercanía y el de arrancar los olés en cada muletazo de pecho o en cada ajustada pirueta que realizó. Fue precisamente en la primera banderilla que coloco montando a DISPARATE, cuando un palo de los que estaban en el toro golpeó al jinete a la altura de su pómulo
izquierdo, produciéndole un pequeño corte y una inflamación del mismo, pero que lo impidió seguir con su labor, a pesar de lo molesto y firmar una faena para el recuerdo y para verla tranquilamente en una pantalla de televisión y para sacar consecuencias de lo que es torear de verdad. Dos cortas y un par a dos manos fueron el colofón montando a NEVADO y con el que mataría al primer intento de un rejón entero. El toro tardó en doblar y eso enfrió los ánimos del respetable para concederle al navarro una puerta grande que sin duda se merecía. No obstante la faena quedó para el recuerdo, el brindis también y la oreja de mucho valor y con mucha historia…..

PONCE

La técnica, el conocimiento, la capacidad para entender esos instantes en que el toro se te puede ir como se apliquen las distancias correctas . Todo ello con esa donosura que resplandece en cada muletazo. En sus dos estuvo magistral el maestro de Chiva.

Enrique Ponce cortó dos orejas al serio segundo tras una faena en los terrenos de chiquieros que encontró mayor ligazón sobre la derecha. Ponce se adornó por poncinas y chivanas en los finales, según informa Mundotoro, antes de una buena estocada. Dio una vuelta al ruedo en su siguiente turno en una vuelta al ruedo tras estropear con la espada una paciente labor al manso sexto. Ponce no se aburrió y extrajo lo mejor del toro. Volvió a demostrar por qué es un consentido en La México.

Flores y Luis David pusieron la garra incluso en ese volteretón que lo llevó a la enfermería al menor de los Adame. Son dos " perros de presa " como decían de toreros como Andrés Vazquez. Tras la retirada del Zotoluco esta la generación de los Adame, de Macias, de Flores, siempre atento, pundonoroso, toreando muy cerquita, sin enmendar, entregadísimo, Juan Pablo Sanchez, Saldivar, El Payo y mas acá Valadez.

En esta corrida aniversaria, Sergio Flores cortó una oreja a cada toro de su lote. La primera fue a un enrazado toro que exigió mucho. Tiró la moneda al aire Flores que apostó en todo momento. Muy emocionantes resultaron las manoletinas finales. Meritoria labor bien recompensada. El séptimo también resultó exigente pero en otra línea, la de medir antes de embestir. Flores demostró capacidad para aguantar esas pruebas, esas miradas y logró tirar de la embestida con raza torera. Tras un pinchazo, cobró una estocada formidable y el trofeo no tuvo discusión alguna.

Categoria: