El Juli en Manizales en la temporada 65 con muchos contenidos

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _menu_load_objects() (línea 579 de /var/www/html/sitetendidoWork/includes/menu.inc).

Tendido7 ha logrado saber en fuentes muy confiables que El Juli con 7 catedrales y el ùltimo ganador del codiciado trofeo, estarà en el 2020 en Manizales en kla feria numero 65 en lo que se constituirá muy seguramente en su ùnica comparecencia en territorio americano. Por eso se perfila el evento manizaleño como un ferion con muchos contenidos apetecibles.

Si uno observa, Julian Lòpez El Juli no està anunciado en la lista de contratados para La Mexico, no irà a Latacunga, Ecuador y tampoco a Lima ni a Cali.

Quienes conocen al torero de Velilla de San Antonio indican que quiere descansar, dedicar mas tiempo a su familia y reaparece allà por marzo en Olivenza

"He pasado por momentos felices, muy duros, épocas de inseguridad, transición, y al final queda sabor y magia. He aprendido a vivir sensaciones que me han alimentado como persona", ha dicho el propio torero-.

Julián López Escobar nace en Madrid, en la Clínica San José de la calle Cartagena, el 3 de Octubre de 1982.

Pasa su infancia en el madrileño barrio de San Blas, donde vive, y en el Barrio de La Concepción, donde realiza sus estudios y también donde se situaba el negocio de sus padres. A los diez años se traslada junto a su familia a la localidad de Velilla de San Antonio, y posteriormente, a raiz de sus primeros triunfos en el toreo, adquiere una pequeña finca en Arganda del Rey. Actualmente reparte la estancia entre su casa de Madrid con su descanso en la finca extremeña “El Freixo”, donde disfruta del campo, los caballos y su nueva ganadería.

Julián es el menor de sus dos hermanos, Manuela e Ignacio. Tiene antecedentes taurinos, pues su padre, de mismo nombre y apodo, fue novillero y posteriormente banderillero. La familia de su madre, Manuela Escobar, también ha estado cerca del toreo, como modestos empresarios, sobre todo de plazas de la provincia de Toledo.

En la fiesta campera que sirve para celebrar su Primera Comunión, el niño Julián da su primer capotazo a una becerra. La experencia es tan intensa que pide a sus padres que le ingresen en la Escuela de Tauromaquia de Madrid.

Poco tiempo después, cuando apenas cuenta con diez años, estoquea su primer becerro en Villamuelas, el pueblo natal de su madre.

Tras varios años como becerrista, en los que impacta por una innata precocidad, decide debutar con picadores. Por motivos de su corta edad no lo puede hacer en España, por lo que decide viajar a México, donde se convertirá en un auténtio ídolo. El debut con los del castoreño data el 16 de marzo de 1997 en Texcoco, cortando dos orejas. A partir de ahí llegará una temporada maravillosa y desbordante de triunfos, denominador común en la carrera que posteriormente iría completando el joven diestro.

Categoria: